Reforma tu vivienda y obtén más por su venta

Reforma vivienda

Si quieres vender tu propiedad, pero no tienes una urgencia por lo que necesites hacerlo en pocas semanas, se puede actuar sobre la vivienda, aumentar su valor y obtener más por su venta.

Para mejorar el aspecto de tu vivienda tienes dos opciones: Realizar un proceso de mejora estética, como es el home staging, o bien llevar a cabo un proyecto de reforma.

En ambos casos, es necesario invertir tiempo y dinero. Te recomendamos contar con especialistas que realicen la reforma, decoración y/o mejora visual y funcional de manera óptima, es decir, mejorando el aspecto y la habitabilidad de la propiedad y, con ello, su valor.

No todos los propietarios están dispuestos a hacer un esfuerzo para esa mejora de su propiedad, por lo que el home staging y la reforma, son actividades diferenciales que ofrecen un mejor posicionamiento de la propiedad en el mercado, un aumento en su interés y de compradores con mayor capacidad económica.

Antes de realizar una reforma, ten en cuenta lo siguiente

Esas pequeñas averías en tu vivienda, puede que para ti, como propietario, sean solo pequeños detalles. Pero seguramente, para el futuro comprador, serán importantes.

Si no los arreglas antes de la visita del comprador, estará en la necesidad de considerar la opción de arreglarlos o reformar por su cuenta, generando objeciones a tu vivienda y reduciendo su oferta de compra. Mentalmente, va a descontar del precio ofertado la inversión necesaria para realizar los arreglos o la reforma y siempre tendemos a pensar que cuestan más de lo que en realidad suponen.

¿Estarías dispuesto a aceptar una rebaja del precio de tu vivienda? Seguramente no… Por ello, es mejor invertir para conseguir un mayor precio de venta.

  • Analiza tu capacidad de inversión:

Antes de lanzarte a una reforma, define cuánto quieres invertir en ello. Haz bien los números y valora qué presupuesto puedes invertir.

De esa cantidad que definas, dependerá el alcance, calidad, diseño y materiales.

  • ¿Cuál es el resultado esperado?

Piensa en cuál es el objetivo de la reforma. ¿Quieres hacer una reforma integral? ¿Quieres mejorar solo alguna/as partes cómo suelos, calefacción, paredes…

Analiza qué es lo básico que necesita la vivienda y qué puede aportarle mayor valor añadido.

No es lo mismo cambiar un suelo, que tirar paredes para hacer un concepto abierto. Y lo que, sin duda, no es lo mismo, es el coste.

Debes respetar siempre tu presupuesto, controlando los gastos de cada cambio y mejora que quieras realizar.

  • Momento óptimo para empezar:

Elige las fechas en las que quieras ejecutar la reforma. Planifícalo con tu asesor inmobiliario y con los reformistas. Es importante que todos estéis coordinados.

Las obras acostumbran a ser un proceso algo tedioso, así que intenta escoger fechas que te repercutan en menor escala, en especial si la propiedad es tu lugar de residencia habitual.

Las vacaciones son un buen momento para la reforma, porque liberas tu propiedad para que los especialistas puedan trabajar con total tranquilidad.

Reforma vivienda

 

  • Selección de la empresa de reformas:

Es muy posible que nunca hayas hecho una reforma, o que desde la última hayan pasado varios años.

Tal vez no conozcas a especialistas de cada gremio que requiere la reforma de tu vivienda. Tu agencia inmobiliaria seguramente te puede poner en contacto con la empresa de reformas con la que trabaje habitualmente o recomendarte a alguien de confianza que se encargue de todo el proceso.

  • Valora presupuestos:

Consulta presupuestos para diferentes niveles de reforma. Pide ejemplos de reformas de viviendas que hayan gestionado, para ver el antes y el después. También es interesante conocer el valor que tenía la propiedad antes de la reforma y el precio conseguido tras ella.

La empresa de reformas que elijas debe facilitarte un contrato, en el que quede todo bien detallado y desglosado: Obras, materiales, calidades y plazos con sus respectivos precios.

  • Obtén los permisos necesarios:

Si vas a realizar una reforma completa, asegúrate tener los permisos en regla antes de empezar para no tener futuros problemas.

El Ayuntamiento te informará sobre ellos. De todas formas, si decides contratar a una empresa de reformas, te informarán de qué permisos necesitas, incluso te los podrán tramitar.

  • Busca posibles ayudas y subvenciones para la reforma:

Infórmate bien de si en tu localidad existen ayudas o subvenciones para este tipo de mejoras en viviendas y de si cumples los requisitos para poder acceder a ellas.

Hay ayudas importantes para comunidades de vecinos, tanto de eliminación de barreras arquitectónicas (ascensor), como mejora de la eficiencia energética (fachadas, ventanas…).

  • Déjate aconsejar por especialistas:

Escucha y presta atención a los profesionales.

Por falta de experiencia, a veces queremos ejecutar cambios que no se pueden llevar a cabo o que, al hacerlos, pueden afectarte negativamente a la vivienda y su confort. Escucha los comentarios que te hagan, para poder tomar las mejores decisiones.

A veces las cosas no salen como uno quiere o como tenías pensado. Pueden surgir imprevistos de última hora o pequeños problemas que hay que ir solucionando. No te desesperes, mantén la paciencia y calma. Los problemas siempre se pueden resolver, y más si vas de la mano del profesional adecuado.

¿Qué reforma necesita mi vivienda?

Vistos estos consejos y dando por seguro que el valor de tu propiedad se elevará tras la reforma, ya solo queda ponerse en manos de los asesores expertos en Zaragoza adecuados que te ayuden a decidir qué acciones poner en marcha y a gestionar, posteriormente, el proceso de venta con el objetivo de lograr el máximo beneficio posible en la operación.

Los profesionales que elijas van a encargarse de analizar el estado de la vivienda y te van a recomendar que partes de la vivienda es interesante reformar para que se aumente el valor. Una vez realizada la reforma, realizarán el reportaje fotográfico profesional, el vídeo, tour virtual… Y todo el plan de marketing necesario para vender tu propiedad.

Ten presente que, cualquier desperfecto que se aprecie, puede ser determinante para que el comprador deje de interesarse por tu propiedad.

Recuerda que, si no quieres o no puedes acometer un proyecto de reforma, el home staging puede resultar tu gran aliado para que tu vivienda luzca su mejor versión sin necesidad de una reforma. Verás como multiplicas los beneficios de la venta de tu vivienda.

vende tu piso en zaragoza

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar
× Contacto