¿Qué es el tercio de mejora de una herencia?

tercio_de_mejora

Cuando hablamos de herencias y su distribución, es común encontrar términos legales que pueden resultar confusos para quienes no están familiarizados con ellos. Uno de esos conceptos es el «Tercio de mejora».

Cuando un individuo fallece, su patrimonio y bienes entran en el ámbito sucesorio, y comprender qué implica este término se convierte en una pieza fundamental para descifrar cómo se dividen estos activos entre sus descendientes.

Las partes de una herencia

Para comprender mejor el Tercio de Mejora, es fundamental entender las partes de una herencia.

  • La legítima: esta parte de la herencia se destina a los herederos que la ley reconoce como beneficiarios obligatorios, aquellos descendientes con derechos establecidos. La distribución de la porción legítima sigue las pautas legales y no está sujeta a la voluntad expresa del testador.
  • El tercio de libre disposición: también denominado como el «Tercio de Mejora», es el segmento de la herencia que el testador puede asignar a cualquier descendiente de su elección, siguiendo sus deseos personales y sin estar restringido por mandatos legales.
  • El tercio de reserva: esta porción queda reservada al testador, quien tiene la libertad de disponer de ella según su voluntad expresada en el testamento. Puede asignarla a herederos, legatarios o beneficiarios de su elección sin las limitaciones impuestas en las otras partes de la herencia.

¿Qué significa el tercio de mejora?

El Tercio de Mejora es una parte específica de la herencia que el testador puede destinar a un descendiente en particular. Esta parte adicional se otorga con la intención de beneficiar a un descendiente específico, otorgándole una porción mayor de la herencia en comparación con otros herederos.

Derechos asociados al tercio de mejora

Si bien el derecho al Tercio de Mejora se dirige a los descendientes del fallecido, no todos tienen automáticamente acceso a esta porción adicional. El testador, en el acto de redactar el testamento, es quien decide a cuál de sus descendientes asignará este tercio adicional y en qué magnitud.

Generalmente, el Tercio de Mejora se concede a descendientes que, aunque no sean herederos forzosos según la ley, el testador quiere reconocer de manera especial. Esta facultad permite al testador tratar individualmente a ciertos descendientes o corregir situaciones específicas dentro del entorno familiar.

Distribución flexible

La forma en que se distribuye el Tercio de Mejora es completamente dependiente de la voluntad expresada por el fallecido en su testamento. Este acto confiere al testador la libertad total para dividir este tercio entre sus descendientes de la manera que considere más apropiada. Puede optar por dividirlo equitativamente entre varios descendientes o asignar una porción mayor a uno en particular.

Es esencial recalcar que la voluntad del testador, establecida en el testamento, es absolutamente vinculante. Los herederos están obligados a respetar y cumplir con las disposiciones expresadas en el testamento respecto al Tercio de Mejora. En caso de discrepancia entre los herederos, será un juez quien tome la decisión final sobre la distribución de esta porción de la herencia.

Cantidad y variables

En términos generales, representa alrededor de un tercio del total de la herencia, tal como su nombre lo indica. Sin embargo, su asignación entre los descendientes puede variar según las preferencias específicas del testador.

En ciertas ocasiones, el Tercio de Mejora puede exceder o ser menor que un tercio de la herencia, todo depende de los deseos expresados en el testamento.

Para evitar errores y comprender las consecuencias exactas del tercio de mejora, se recomienda buscar asesoramiento legal.

Comparar listados

Comparar
Buscar
Otras características
×